Tabaco y eczema

Tabaco y eczema

tabaco y eczema

Todo el mundo tiene muy claro que el tabaco tiene efectos negativos para la salud:

cáncer de pulmón, de mama, de cuello uterino, de vejiga, daños en las arterias, riesgos para el corazón...

He aquí una introducción a la materia que, por desgracia, se tropieza con una de las adicciones más difíciles de abandonar y que se ha convertido en un verdadero problema de salud pública.

¿Cuáles son sus efectos en la piel?

Los efectos en la piel son un descubrimiento más reciente. También en este caso, la lista es larga.

  • Envejecimiento acelerado de la piel del rostro, arrugas, piel grisácea y engrosada
  • Lesiones precancerosas y luego cancerosas, en especial en los labios y alrededor de la boca
  • Formación de quistes detrás de las orejas
  • Acné
  • Retraso en la cicatrización

En este sentido, las mujeres son más sensibles que los hombres.

¿Qué relación tiene con el eczema?

La relación entre el tabaco y el eczema es aún más reciente

Si examinamos el número de artículos publicados en la prensa científica, la asociación tabaco/eczema reúne 472 artículos en 50 años, incluyendo 250 en los últimos 10 años. Por lo tanto, el vínculo es bastante obvio. ¿Qué dicen estos artículos?

  • El tabaco puede favorecer los brotes de eczema
  • Fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de eczema en el bebé
  • El tabaquismo de los padres favorece el riesgo de eczema en el bebé
  • El tabaco agrava el eczema de las manos

Todos estos conceptos parecen estar bien establecidos:

El tabaco es una sustancia irritante y contaminante que, al igual que la contaminación, penetra en la piel atópica, que presenta la anomalía de tener una barrera demasiado permeable. A continuación se produce la respuesta inflamatoria del sistema inmunitario, que provoca el eczema atópico.

Las recomendaciones formuladas por los académicos a nivel europeo consisten en informar a las mujeres embarazadas y a los futuros padres de la relación entre su consumo de tabaco y el riesgo de eczema para su hijo. Es el momento de reforzar todos los discursos de prevención y ayuda para dejar de fumar.

En lo que respecta al eczema de las manos, ya favorecido por todas las prácticas profesionales alergénicas e irritantes, el tabaquismo añade una dosis de irritación, envejecimiento y retraso en la cicatrización.

 

La cuestión que se está debatiendo ahora es la relación entre el eczema y los problemas cardiovasculares:

Sabemos que el eczema tiene consecuencias como trastornos del sueño, impacto en la ansiedad, deterioro de la autoestima, pudiendo incluso llegar hasta el síndrome depresivo.

Sin embargo, el hecho de que los pacientes atópicos tengan un mayor riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares que los no atópicos sigue siendo objeto de investigación. ¿Podría estar directamente relacionado con el nivel de inflamación, o con factores de riesgo personales como la falta de deporte, una dieta desequilibrada, la obesidad...? La razón sigue sin estar clara por el momento, pero, ¡que no cunda el pánico! Este vínculo solo afecta a los pacientes atópicos adultos con dermatitis atópica grave.

Conclusión

Tanto si el tabaquismo es activo como pasivo, puede mantener el eczema y aumentar el riesgo de que el bebé lo padezca.

Por la Dra. Magali Bourrel-Bouttaz - Dermatóloga, Escuela de la Atopia, Hospital Lyon Sud (Francia)

Alimentación
La dieta y el eczema
Leer más
Belleza
Eczema: ¿cuáles son los riesgos de tatuaje?
Leer más
Deporte
¡Algunos consejos y trucos para practicar deporte con total libertad!
Leer más