Eczema : ¿Qué leche dar a su bebé?

Eczema : ¿Qué leche dar a su bebé?

Eczema : ¿Qué leche dar a su bebé?

Normas básicas

Como en todos los mamíferos, la dieta óptima del bebé humano es la leche de su madre.
Por diversos motivos, la lactancia materna no siempre es posible, por lo que existen otras opciones para alimentar al bebé.
La idea es utilizar leche de otros mamíferos y modificarla para que sea lo más parecida posible a la leche materna. Está claro que si la leche de vaca permite a un ternero ganar 360 kg en un año, este no es el plan ideal para un bebé. Esta leche debe pues modificarse eliminando proteínas y grasas por un lado, y añadiendo otros elementos importantes para los bebés por otro. Por ejemplo, las leches infantiles están enriquecidas con ácidos grasos esenciales, beneficiosos para la vista y el desarrollo del cerebro, con vitamina D para los huesos y con hierro para el sistema inmunitario.
En resumen, la leche de vaca se modifica para que el bebé no se desarrolle como un ternero, ¡sino como un niño!

En torno a los 6 meses se introduce una leche de continuación, coincidiendo con el periodo en que el bebé recibe una dieta diversificada, es decir, una comida completa no láctea al día. 
Dentro de una dieta diversificada, el consumo de al menos 500 ml de leche infantil de continuación completa la dieta del bebé, contribuyendo a su crecimiento y buen desarrollo.

A partir de un año y hasta los tres años, se puede recurrir a las leches de crecimiento. Su composición está adaptada al crecimiento del niño durante este periodo.

Situaciones más complicadas

En todos los niños, atópicos o no, estas leches infantiles pueden tolerarse mal (gases, hinchazón, llanto, regurgitación, estreñimiento, diarrea, etc.). En ese caso, es esencial realizar una consulta pediátrica (con su pediatra o médico de cabecera) para valorar las alternativas.
En los niños pequeños con eczema, los problemas de alimentación son más frecuentes que en la población no atópica.
En algunos casos, se puede evidenciar una alergia a la proteína de la leche de vaca. La combinación de un eczema grave, es decir, extenso y resistente al tratamiento local (aplicado correctamente), con problemas digestivos (estreñimiento, diarrea, hinchazón) debe conducir a la búsqueda de alergias.  Hay que evitar siempre seguir  dietas “salvajes” sin consultar antes al médico.
Conviene no recurrir a las leches vegetales sin asesoramiento médico, ya que algunas no aportan los nutrientes necesarios y pueden provocar carencias a veces graves (leche de castañas, de almendras, etc.). No obstante, algunas leches vegetales enriquecidas pueden servir de alternativa en determinadas situaciones, como en el caso de una alergia a las proteínas de la leche de vaca, al igual que la alimentación con una leche de arroz tipo Novalac arroz hidrolizado, pero siempre consultando antes al médico.

Por el Doctor Jean-Marc Chavigny, Dermatólogo en Nantes (Francia).

Alimentación
La dieta y el eczema
Leer más
Alimentación
Eczema, ¿y si fuera gluten?
Leer más
Alimentación
Diversificación alimentaria de los bebés con riesgo de atopia
Leer más