Eczema y vacunas: ¿hay que tener miedo a vacunarse?

Eczema y vacunas: ¿hay que tener miedo a vacunarse?

Eczema y vacunas

Para nada. No hay ninguna razón para evitar las vacunas.

¡Puede estar tranquilo! El eczema atópico no es en absoluto un impedimento para vacunarse. Eso sí, es aconsejable evitar recibir la vacuna en medio de un brote, dado que en ese momento el organismo ya se encuentra lo bastante ocupado con la crisis de eczema.

¡Conviene vacunarse para estar protegidos!

Las vacunas no están contraindicadas

No hay ninguna razón especial para no vacunarse cuando se tiene eczema atópico. Al contrario, en el caso de los niños conviene seguir el calendario de vacunación recomendado para garantizar su adecuada protección. Tanto las vacunas obligatorias como las no obligatorias permiten prevenir enfermedades graves: se recomienda recibir ambos tipos de vacunas. Vacunar a los niños con eczema no puede sino resultarles beneficioso, ya que se trata de personas sensibles, en especial a las infecciones.

Es normal tener un pequeño brote

No siempre se da el caso, pero puede producirse en el momento de la vacunación.  Se estimula la inmunidad para fabricar anticuerpos contra la vacuna, y son precisamente estos mecanismos de la inmunidad los que también intervienen en el eczema atópico. Así que no hay por qué preocuparse si se presenta una crisis de eczema, se debe simplemente a que la piel está doblemente “preparada para reaccionar” a su entorno.

“Esta es sencillamente la razón por la que se aconseja no vacunarse en medio de una crisis. Lo mejor es consultar con su médico y retrasar la vacunación unos días”

Vacunación y alergia al huevo

Como algunas vacunas contienen proteínas de la clara de huevo, suelen surgir dudas en cuanto a vacunarse o no cuando se es alérgico al huevo. La cuestión solo debe plantearse si existen antecedentes de reacciones graves tras la ingesta de huevo. En cualquier caso, existen protocolos que todos los pediatras conocen y que permiten vacunar a todos los niños, incluso a los alérgicos al huevo, sin que se produzca ninguna reacción.

Qué hacer en la práctica en caso de alergia al huevo confirmada:

  • Vacuna “triple vírica” contra el sarampión, las paperas y la rubeola: no hay ningún problema ni precauciones que tomar, incluso en personas con alergias graves.
  • Gripe: al poder elegir entre varias marcas, el médico optará por la vacuna con la menor dosis de ovoalbúmina (puede consultar con el farmacéutico).
  • Fiebre amarilla: también conviene comprobar el contenido de ovoalbúmina. Es necesario acudir a centros de vacunación especializados.
  • Rabia: la vacuna francesa contra la rabia se cultiva en células Vero y no en huevos, por lo que puede administrarse a personas alérgicas sin problemas.
  • Encefalitis transmitida por garrapatas (Ticovac®): se puede seguir la misma precaución que para la fiebre amarilla.

La decisión de no vacunar a un niño pese a las recomendaciones del médico supone un riesgo para su vida.

Bienestar
El eczema atópico y las emociones
Leer más
Bienestar
El impacto psicológico del eczema atópico es real
Leer más
Bienestar
¿Qué relación existe entre el eczema y la autoestima?
Leer más